Control del Color en Jabones


La importancia de lavarnos las manos nunca ha sido más evidente desde el inicio de COVID-19, además de la temporada anual de gripe. Los funcionarios de salud están de acuerdo en que una de las cosas más importantes que las personas pueden hacer para protegerse es usar agua tibia y jabón durante al menos 20 segundos para lavarnos las manos.

Los fabricantes agregan aromas al jabón para que usarlo sea una experiencia agradable; visualmente tiene sentido tener el color del jabón para reflejar el aroma y mejorar el efecto general. Como ejemplo, el jabón de manos “Lavanda” probablemente será de un color púrpura claro. Es probable que el “Limón de cocina” sea amarillo, etc. En realidad, ni el aroma ni el color del jabón desempeñarán un papel en su eficiencia para matar bacterias y contaminantes virales; sin embargo, el color inconsistente en los estantes de las tiendas tendrá un impacto en esa percepción. Si una cuarta parte del jabón de lavanda no fuera tan “púrpura” como la otra (carente de croma), es posible que los consumidores piensen en esto como débil o viejo, y que graviten hacia los jabones de colores más brillantes.

Un espectrofotómetro mantenido adecuadamente permite a los fabricantes mantener colores consistentes a lo largo de sus procesos, desde el desarrollo hasta la producción y el consumidor. Para material opaco, recomendamos un espectrofotómetro de reflexión (luz de color que se refleja en el material). Para transparentes o translúcidos, lo mejor es un espectrofotómetro con medición de transmisión (luz de color que transmite a través de la sustancia). Un espectrofotómetro capaz de medir tanto la reflexión como la transmisión, como el CM-5, sería ideal para empresas que fabrican jabones opacos y translúcidos / transparentes.

Al desarrollar un color estándar para cada variante, los fabricantes pueden asegurar subjetivamente (visualmente) la aceptabilidad con el uso de una cabina de luz, que ofrece condiciones de visualización estandarizadas, y pueden replicar cómo se verá el jabón en la tienda y en el hogar. Junto con ese método, el uso de un espectrofotómetro (como el CM-5 mencionado anteriormente) permitirá mediciones objetivas (a través de instrumentación) que permiten datos cuantitativos para cualquier muestra para el control de calidad del color y la comunicación. Al usar esta información medida, ya sean datos espectrales o datos de triestímulo como CIE L * a * b *, cualquier desviación no aceptable del estándar puede comunicarse rápida y fácilmente al personal adecuado, para aplicar la corrección adecuada. La captura de productos con colores incorrectos al comienzo del ciclo de producción ahorra tiempo y dinero a los fabricantes, y reduce drásticamente el trabajo doble y el desperdicio.

Con un proceso adecuado de control de calidad del color, los fabricantes pueden asegurar a los clientes que sus productos se verán tan bien como funcionan.

Blogs de Mediciones de Color


Blogs de Mediciones de Iluminación y Pantalla


Privacy Preference Center