Medición del color de la alimentación animal


La alimentación animal es un tipo de alimento formulado para compensar las pérdidas de nutrientes de la dieta natural de un animal. Requiere una cuidadosa selección y mezcla de ingredientes para suministrar los nutrientes necesarios que mantienen la salud de los animales y mejoran la calidad de los productos finales como la carne, leche o huevos. Hoy en día, con el aumento en el costo y el suministro limitado de granos convencionales, la necesidad de alimentos asequibles requiere el uso de destiladores de granos secos con solubles (Distillers Dried Grain with Solubles -DDGS-) como alternativa. DDGS es un coproducto del proceso de producción de etanol molido en seco que tiene un bajo costo y un alto valor nutricional.

El color se ha utilizado popularmente como indicador básico de calidad. El color se correlaciona con las cualidades nutricionales de la alimentación y los compradores suelen utilizarlo para determinar la calidad del producto alimenticio terminado. Además, el color puede dar una indicación de la madurez del grano de alimentación, las condiciones de almacenamiento y la presencia de toxinas y contaminación. Por ejemplo, una apariencia de color naranja a rojo puede indicar un alto contenido de taninos en el sorgo. Los granos con apariencia oscura pueden indicar un tratamiento térmico excesivo o un deterioro debido al almacenamiento inadecuado o al final de la vida útil. Para la industria de alimentos para animales, la evaluación del color puede ayudar a mejorar la formulación y el rendimiento de los alimentos en la producción de alimentos para animales.

Gestión del color en el proceso de fabricación de alimentos para animales
La fabricación de alimentos para animales requiere de la gestión del color durante todo el proceso para lograr el color correcto todo el tiempo. Comenzando por la preparación de ingredientes (maíz, aceite, soja, granos destilados, trigo, etc.), hasta el proceso de pre-aplicación y el post-calentamiento al producto terminado antes del envasado. La alimentación animal requiere una proporción precisa de ingredientes para lograr el color correcto, por lo que verificar el color del ingrediente puede ayudar a minimizar la variación de color en el producto final.

Después del proceso de calentamiento, una discrepancia de color en este punto puede indicar un problema en este proceso. Una alimentación que se sobrecalienta puede aparecer más oscura o más clara cuando se calienta de manera insuficiente. Estos cambios en el color pueden evaluarse visualmente, pero tienen limitaciones. El método visual está sujeto a la percepción individual de los colores, ya que nuestros ojos no son buenos para diferenciar entre colores que son extremadamente cercanos en apariencia. Configurar un programa de calidad de color puede ayudar a controlar y minimizar la variación de color.

Para los productos alimenticios con revestimiento a base de aceite y grasa, el revestimiento y el gránulo se miden por separado solo para garantizar que ambos ingredientes estén dentro de los estándares satisfactorios. El recubrimiento puede influir en el color y la apariencia del gránulo de alimentación, y medirlos por separado puede ayudar a determinar si el alimento o el recubrimiento no tiene color.

Medición de la alimentación animal en el sistema L * a * b *

El calentamiento excesivo de los ingredientes del alimento puede causar la unión de aminoácidos y proteínas a otros compuestos y reducir la digestibilidad de los aminoácidos (especialmente la lisina) y provocar pérdidas de calidad de las proteínas. CIE L * a * b * es un espacio de color ampliamente utilizado en la industria de alimentación animal para evaluar el alcance del daño por calor. Este mide el grado de luminosidad (L *), el grado de rojo o verde (+/- a *) y el grado de amarillo o azul (+/- b *). Para la evaluación de las fuentes de DDGS para su uso en dietas porcinas, es ideal obtener CIE L * con una lectura superior a 50 para garantizar una digestibilidad de lisina superior a la media.

Con la ayuda de un instrumento de medición del color como el Medidor de Color CR-410 de Konica, equipado con datos colorimétricos CIE L * a * b *, se puede lograr fácilmente la evaluación objetiva del color de los ingredientes del alimento. Se recomienda utilizar accesorios como la placa Petri o el accesorio de material granular para lograr una superficie de medición uniforme para mejorar la precisión. El uso de accesorios también puede ayudar a simplificar el proceso de medición y eliminar el desperdicio innecesario.

Konica Minolta Sensing ofrece una amplia gama de instrumentos para medir y cuantificar el color de la alimentación animal.

Blogs de Mediciones de Color


Blogs de Mediciones de Iluminación y Pantalla


Privacy Preference Center